Guerra Declarada – ¿Cual es la palabra?

Mais um que não entendi bem. Parece fanfiction…

Jeconais’ Website :: Guerra Declarada – ¿Cual es la palabra?

Anexo especial de Tim🙂

– Bienvenidos alumnos del 2do año. Mi nombre es el profesor Jeconais y yo les voy a enseñar sobre la Tecnomagia. ¿Alguno de ustedes sabe lo que es la Tecnomagia?

Una de las niñas alzó la mano de forma entusiasta.

– Sí señorita…

– Granger, señor. Hermione

– Okey Srta. Granger, ¿que es tecnomagia?

– Es la combinación de las ideas de la tecnología muggle con la magia práctica.

– Excelente. – dijo el profesor. – Cinco puntos para Gryffindor. ¿Ahora, alguno de ustedes sabe las ventajas de Tecnomagia comparada con la tecnología muggle?

Nadie alzó la mano. Algunos estudiantes se veían un poco disgustados ante la idea de que estaban haciendo algo relacionado con muggles.

– Saquen pergamino y pluma. – dijo el profesor. Cuando todos estaban listos, él continuó. – la tecnología muggle depende de aparatos, como las computadoras para poder trabajar. En su forma simple las computadoras son maquinas que siguen instrucciones y hacen lo mismo una y otra vez con un 100% de fiabilidad. Sin embargo, el problema viene en las instrucciones. Fueron creadas por humanos y muchas veces tienen pequeños errores.

– La tecnomagia supera estos problemas con una capa mágica que interpreta los comando que ustedes dan y se aseguran de que están correctos.

– Como la tecnología muggle, todo lo que ustedes necesitan saber es los hechizos de alta intensidad y la tecnomagia se encarga de los hechizos de baja intensidad. El equivalente muggle es mecanografiar en un procesador de palabras. Ustedes no necesitan entender como trabajan un teclado, la computadora y un monitor para ver los resultados.

– Nosotros ofrecemos cursos avanzados en tecnomagia para aquellos que quieran entender como la RedMágica trabaja.

– Hoy vamos a estudiar los mensajes mágicos. ¿Alguien sabe lo que es un mensaje mágico?

La misma chica de hace un rato alzó la mano otra vez. El profesor miró alrededor esperando ver otra mano.

– ¿Sr. Malfoy?

Malfoy se puso de pie con una mueca desdeñosa en la cara. – Un mensaje mágico es como el correo de lechuzas solo que es instantáneo. Uno crea un mensaje, le da un destinatario y lo envía. La RedMágica hace el resto.

El profesor Jeconais asintió. – Cinco puntos para Slytherin. Cuando ustedes crean un mensaje mágico lo que ven es una representación ilusoria del mensaje. No hay nada físico ahí.

– Cada mago tiene su propia dirección de correo mágico, es única y exclusiva. Por razones de privacidad no hay registro central de estas direcciones. Tengan cuidado a quien le dan su dirección de correo mágico, porque es difícil sacar otra.

– Como ustedes ya son estudiantes de Hogwarts, ahora son elegibles para sacar su propia dirección. – un murmullo de excitación surgió entre los alumnos. – El procedimiento es simple: ustedes le preguntan a la RedMágica por identificación, esta escanea su firma mágica, la memoriza y luego la archiva. La identificación que da de vuelta es un poco complicada pero ustedes rápido aprenderán a usar aliases. Como toda magia es el pensamiento detrás del hechizo lo que cuenta tanto como el hechizo persé.

– Ahora quiero que todos saquen sus varitas. La primera encantación es simplemente ‘Aedifico Ego‘. Sentirán un cosquilleo en lo que la red hace su trabajo. La identificación es su nombre, seguido por un punto de exclamación, seguido con un numero de identificaron y su país de origen.

Los alumnos del segundo año se miraron unos a los otros antes de seguir. Todos sintieron una sensación de rosquillitas y luego una voz dándoles sus direcciones. Hermione escuchó “Solicitud de identificación con la Red Mágica aceptada. Nueva identidad aceptada: Hermione.Granger!434121624.UK”.

– El próximo paso es crear una casilla de correo mágico para ustedes. Aunque los mensajes son enviados directamente a ustedes, no importa donde estén, es buena idea tener un sitio donde archivarlos, para que así puedan re-leerlos o responderlos en otra fecha mas adelante.

El profesor caminó entre ellos repartiendo entre los estudiantes pedazos de pergamino. – Este pergamino está encantado. Cada vez que reciban un mensaje mágico, el asunto aparecerá aquí. Con solo darle un toquecito con su varita, podrán leer el mensaje. Para activar la casilla, simplemente escriban sus direcciones de correo mágico en el tope del papel.

Cuando los estudiantes escribieron sus correos, el pergamino parpadeó y luego las direcciones se desvanecieron dejando solo sus nombres.

– Excelente. – el profesor Jeconais sonrió. – Ahora que tienen correo mágico, es hora de que se envíen un mensaje de prueba.

– Enviar un mensaje es un poco más complicado, y eso es para evitar que la gente los envíe de accidente.

– El primer paso es crear un mensaje. Simplemente escriban lo que quieran en un pergamino normal usando el siguiente formato.

– La primera línea es el remitente. Escriban De: dejen un espacio, luego una identificación personal para ustedes. No importa lo que escriban porque la RedMágica automáticamente añade su dirección cuando lo envían.

– La segunda línea es el destinatario. Escriban Para:. Es importante que escriban bien el nombre de la persona porque si no el mensaje rebotará o le llegará a la persona equivocada. Cuando lo escriban, la dirección se desvanecerá permitiéndoles escribir un alias.

– La tercera línea es el asunto, así que escriban Asunto: Hay otras líneas adicionales que vamos a cubrir en la otra clase. Pero estas son las líneas claves.

– Antes de continuar creo que tenemos que hablar un poco sobre RedMetiqueta – etiqueta de la Red Mágica. Hay unas reglas simples que seguir, escribir todo en letras mayúsculas se considera el equivalente a gritar, y no se ve muy bien.

– Segundo, cuando contesten, añadan un Re y dos puntitos antes del asunto, para que la gente sepa a cual mensaje ustedes están respondiendo. ¿Sí, Srta. Granger?

– ¿Qué significa Re: señor? – preguntó la aludida.

– Re: es latín para ‘sobre’, aunque muchos piensan que es un diminutivo de Responder o Respecto a.

– Ahora, cuando ustedes se encuentren participando en una conversación larga de mensajes mágicos van a terminar con una retahíla de Re:’s y personalmente a mí no me gusta ver eso. Así que cuando escriban su respuesta cuenten el numero de Re:s, añadan uno y pónganlos entre corchetes al lado del Re:. Si veo un mensaje de algún estudiante de Hogwarts con muchos Re:’s voy a quitar puntos.

– Como ahora tienen el mensaje de prueba, necesitan crear el mensaje mágico, la encantación es ‘Aedifico Nuntius‘. A la misma vez necesitan mover la varita en de forma rectangular, de esta forma.

El profesor iluminó la punta de su varita para que pudieran ver el movimiento. Él la movió a través, hacia abajo, hacia atrás y arriba antes de cruzarla diagonalmente. – La forma es como la de un sobre de correo. El hechizo le dice a la RedMágica para que se prepare para un nuevo mensaje. Luego ustedes tocan la varita al pergamino y el hechizo duplica el pergamino al frente de ustedes.

Los estudiantes siguieron las instrucciones y segundos mas tarde, tenían ilusiones flotando al frente de ellos.

– Este es la última oportunidad que tienen de cancelar el mensaje antes de enviarlo. Una vez hayan enviado el mensaje no hay forma de detenerlo. Si están conformes con el mensaje toquen su varita en la esquina sobre la línea De: y digan ‘Dimitto’. Esto enviará el mensaje a través de la RedMágica.

– Tan pronto el mensaje se ha enviado, dos cosas pasarán, y ustedes podrán apreciar lo ingenioso de la Red. Van a recibir una pequeña notificación en la mano de su varita de que tienen un nuevo mensaje mágico, el cual pueden leer sin usar un hechizo, simplemente con tocarlo con su varita, se abre el mensaje. A la misma vez, el mensaje es archivado en su casilla de correo mágico.

Los estudiantes miraron con regocijo mientras sus mensajes se desaparecían y luego cuando una ilusión apareció en sus muñecas de la mano informando que tenían un mensaje.

El profesor miro su reloj. – Okey chicos, quiero un pie de pergamino sobre los usos de los mensajes mágicos para la próxima lección, donde vamos a cubrir los anexos y las prioridades.

Harry, Ron y Hermione caminaron fuera del salón de clases juntos.

– ¿Qué piensan sobre el profesor Jeconais?

– Me gusta. – dijo Hermione con una sonrisa alegre.

– A ti sí. – gruñó Ron mientras sacaba una rana de chocolate. – Parece agradable, aunque se ve un poco bobalicón.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: